Cuáles son los beneficios de tener un descalcificador en casa?

Son muchos los clientes que han oído hablar de los descalcificadores domésticos, pero sabes realmente que ventajas te ofrece un descalcificador doméstico.

Los beneficios que tenemos en nuestro hogar son muchos, estos quizás sean los principales:

1.- Protección en todas las tuberías de nuestra casa, evitando la acumulación de cal y eliminando poco a poco la existente.

2.- Protección de calderas, termos, acumuladores de agua. El agua caliente es la más afectada por la cal, ya que a más 45 grados la cal se incrusta más rápidamente. Es por eso que las calderas y termos se averían con más facilidad.

3.- Protección en los principales electrodomésticos que utilizan agua: lavadoras, cafeteras, planchas, humidificadores,…

4.- Ahorro en los principales productos que disparan el dinero a nuestras compras semanales, necesitaremos menos detergente en la lavadora, si miramos la etiqueta de nuestro detergente, podremos observar que indica que para aguas blandas se debe utilizar la mitad de la dosis recomendada por el fabricante.

Menos suavizante para la ropa, la ropa sale de la lavadora suave y esponjosa; tan sólo necesitas suavizante si quieres darle olor a la ropa, sábanas …

Ya no necesitas ponerle anti cal a la lavadora, ni sal al lavavajilla, ya que el agua le llega blanda a estos electrodomésticos.

Al no mancharse la mampara, grifos, …. no necesitas comprar productos de limpieza anti cal, para limpiar las manchas que deja la cal.

5.- Ahorro energético y Medio Ambiental: El agua descalcificada se calienta antes que un agua dura. Ya que la cal es un aislante del calor. Esto nos aportará un ahorro muy importante en consumo energético. Tanto si tenemos acumuladores, termos o calderas. El ahorro oscila entre un 30% y un 40% de consumo energético al calentar el agua. (A veces nos encontramos con termos eléctricos que la mitad del termo esta lleno de cal, con lo cual en vez de estar calentando agua, se estan calentando piedras)

6.- Confort y Salud: Tendremos la ropa suave como el primer día. Toallas como nuevas más esponjosas y suaves. Alargaremos la vida, el color y la suavidad de la ropa.

7.- Piel atópica, reseca o con picores? Disfruta de una ducha o baño relajante, con un agua suave y agradable. Y sobre todo al salir de ella, no tendrás la necesidad de utilizar cremas hidratantes, ya que la sensación y el tacto de la piel, es el de una piel hidratada sin restos de cal. Olvídate de la piel reseca o los picores. Muy recomendable para pieles atópicas.